viernes, 30 de noviembre de 2012

Concursos navideños 2012


Convocado XV Concurso de Villancicos de la Catedral de Tui




XV      CONCURSO DE VILLANCICOS
CATEDRAL DE TUI

Navidad 2012



Tendrá  lugar el domingo,  día 23 de Diciembre de 2012, a las 17 horas en  la  S.I. Catedral, entregándose los premios al finalizar el concurso.

BASES DEL CONCURSO

1.-        Podrán  participar todos  los  niños y niñas, menores de 16 años,  que lo soliciten.

2.-        Cada concursante  tendrá que interpretar 3 Villancicos, en un tiempo máximo de 15 minutos en total.

3.-        El acompañamiento instrumental será libre, con exclusión de todo tipo de elementos de amplificación.

3.-        Los premios serán los siguientes:

                                   1º.-  Premio                300      Euros
                                   2º.- Premio                  200          “
                                   3º.- Premio                 100         “
           
Las inscripciones se presentarán en la Catedral de Tui, hasta el día 16  de  Diciembre de 2012, haciendo  constar el  título  de cada  Villancico.
Cualquier  cuestión  no prevista  en  las presentes  bases, será resuelta  según el criterio del jurado. La participación en este concurso  lleva implícita la aceptación de  estas bases.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Convocado XV concurso de belenes de la S. I. Catedral de Tui

XV Concurso de Belenes
de la S.I. Catedral Tui
Navidad 2012




I.- BASES DEL CONCURSO DE BELENES
  

    PARTICIPANTES

             Podrán concurrir a este Concurso todas las personas y los colectivos (Escolares, culturales, sociales y religiosos) que lo deseen.

 

    Materiales y medidas


            Los materiales y los elementos que se utilicen para construir el belén serán libres y deberán ser montados sobre un tablero de madera ó superficie rígida, de un metro de cada lado.

    Inscripciones

    Las inscripciones se formularán en la Hoja que se adjunta y se entregarán en la S.I. Catedral de Tui antes del 22 de Diciembre.

    Lugar, data de presentación y retirada

Los Belenes deberán ser colocados por sus autores, o personas que los representen, en el lugar que se les asigne en la Catedral .
La retirada de los belenes se hará los días   6 y 7 de Enero de 2013
                                     
XIV Concurso de Belenes                 


Calificación

Será otorgada por un Jurado que valorará especialmente la confección de las figuras presentadas, la composición del conjunto, la originalidad y las edades de los autores. El fallo del Jurado será inapelable.

Premios

Se establecen los siguientes:

            Primero   :      300 Euros

            Segundo :       200 Euros

            Tercero:          100 Euros


            El Jurado podrá otorgar además un total de 4 accésit
de 25  Euros, a aquellos belenes que a su juicio lo merezcan.
Los premios se entregarán el domingo 23 de Diciembre, por la 
tarde


Horario de visitas

                                      Mañanas de 10  a 13
         Diariamente:            
                                      Tardes de 16 a 19

XV  CONCURSO DE BELENES
CATEDRAL DE TUI

Navidad 2012


HOJA DE INSCRIPCION


NOMBRE :

EDAD:                          COLEGIO:

DIRECCION:


TELÉFONO DE CONTACTO:


1.-        -----------------------------------------------------------
2.-        -----------------------------------------------------------
3.-        -----------------------------------------------------------


En caso de ser un colectivo,  detallar nombre y edad de los
mismos:
1.-        -----------------------------------------------------------
2.-        -----------------------------------------------------------
3.-        -----------------------------------------------------------
4.-        -----------------------------------------------------------
5.-        -----------------------------------------------------------
6.-        -----------------------------------------------------------

viernes, 23 de noviembre de 2012

Convocado X Concurso de Corales - Navidad 2012



X   CONCURSO DE CORALES
CATEDRAL DE TUI

Navidad 2012


Tendrá  lugar el  Domingo,día 16 de Diciembre de 2012 a las 17 horas en  la  S.I. Catedral

BASES DEL CONCURSO

1.-        Pueden  participar todas  las  Corales  que lo  soliciten, hasta un máximo de  6,  por orden  riguroso de solicitud.
2.-        Cada Coral tendrá que interpretar 3 Villancicos en un tiempo máximo de 15 minutos en total.
3.-        Los premios serán los siguientes:

                                   1º.-  Premio                500      Euros
                                   2º.- Premio                 300          “
                                   3º.- Premio                 200          “
                                  
4.-        Las inscripciones no podrán presentarse antes del día 30 de Noviembre, y no después  del  9 de  Diciembre de
            2012, con el fin de que todos tengan las mismas oportunidades.
5.-        Deberán hacer constar el título de cada Villancico, su autor  y adjuntar  la partitura de cada pieza.
Cualquier cuestión no prevista en las presentes bases, será resuelta según el criterio del jurado. La participación en este  concurso lleva implícita  la aceptación de estas bases.

Para inscribirse pueden hacerlo por correo o ricardogarfer@hotmail.com






X  CONCURSO DE CORALES
CATEDRAL DE TUI

Navidad 2012


HOJA DE INSCRIPCION


NOMBRE DE LA CORAL O GRUPO :




DIRECCION:

TELÉFONO DE CONTACTO:

Título de cada Villancico, su autor y duración :


1.-        -----------------------------------------------------------

2.-        -----------------------------------------------------------

3.-        -----------------------------------------------------------





S.I. Catedral de Tui, Plaza de S. Fernando  Apartado 40,
36700, Tui
ricardogarfer@hotmail.com.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Ciclo de conferencias sobre o tricentenario do mobiliario da Sancristia e a Sala Capitular da Catedral de Tui


A ASOCIACIÓN DE AMIGOS DA CATEDRAL PROMOVE UN CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE O TRICENTENARIO DO MOBILIARIO DA SANCRISTIA E SALA CAPITULAR DA CATEDRAL TUDENSE



A Asociación de Amigos da Catedral de Tui promove un ciclo de conferencias a celebrar esta fin de semana, do venres 9 ao domingo 11 de novembro, para conmemorar o terceiro centenario da obra da caxoneria da sancristía e do cadeirado da Sala Capitular realizados no ao 1712 polo mestre Domingo Rodríguez de Pazos, tamén chamado “Domingo de Fornelos” e que conforman un dos mais interesantes conxuntos do mobiliario barroco do templo catedralicio tudense. 

O programa deste ciclo é o seguinte:

Venres 9 de novembro:  

19h : Juan Manuel Monterroso, profesor da USC:  "Ágape de manjares espirituales: el coro de la catedral de Tui".

20h.: José Manuel López Vázquez, profesor da USC : "El bivio del fiel en la cárcel del mundo: avisos y paradigmas en la cajonería de la catedral de Tui".


Sábado 10 de novembro:          

19h.: Miguel Taín Guzmán, profesor da USC: “La Catedral de Tui: de basílica acastillada medieval a gran templo barroco gallego (ss.XVI-XVIII)”

20h.: Francisco Javier Novo Sánchez: "La excepcionalidad del mobiliario litúrgico barroco de la catedral de Tui. Del retablo mayor al Monumento de Semana Santa".

Domingo 11 de novembro:       

18h.: Suso Vila Pérez: “El contexto histórico-social de un mobiliario excepcional: Tui en torno a 1712”.

19h.: Visita guiada á Catedral de Tui

A Catedral de Tui atesoura unha extraordinaria colección de mobiliario litúrxico, salientable tanto pola súa orixinalidade como pola súa calidade. A linguaxe do barroco emerxe no discurso doutrinal da Catedral, cuxa arquitectura medieval veráse envolta en douradas roupaxes. Este mobiliario será froito dunha necesidade litúrxica, polo que é fundamental para comprender hoxe mellor o emprego do espazo e o tempo dunha Catedral xa transformada en uso e tamén en formas.
En 1712 serían realizadas dúas pezas fundamentais do mobiliario litúrxico: o cadeirado da Sala Capitular e a caxonería da Sacristía. Realizados polo mestre arquitecto Domingo Rodríguez de Pazos, sinalan a complexidade simbólica dunha linguaxe que só era ollada por membros da curia.
A conmemoración dos trescentos anos da súa realización expresa a necesidade de coñecer a importancia deste mobiliario e o seu contexto histórico-artístico. Como vai estar acompañado doutros mobles imprescindibles da colección catedralicia tudense e como a mesma é inevitable coñecer para comprender a complexidade do espazo catedralicio tudense.
As conferencias programadas trazan os diferentes aspectos que se precisan para comprender o porqué da súa necesidade e do seu funcionamento. O coñecemento da arquitectura que encerra este rico mobiliario, é fundamental para entender a evolución ou incluso as preocupacións do momento nas obras catedralicias. Igualmente a relación cerimonial do mobiliario resulta importante para acceder a unha mellor comprensión da utilización do espazo, cun exemplo fundamental como o Monumento de Xoves Santo. O cadeirado do coro e a caxonería da Sacristía coa súa lectura doutrinal e artística aportan un contido moito máis profundo que o formal de cara a entender a relación que este mobiliario tiña cos seus potenciais usuarios.


Son especialistas universitarios de primeiro nivel os que se achegaran ata Tui para participar neste ciclo de conferencias queconta coa colaboración da Aula da Uned de Tui que recoñece esta actividade cun crédito de libre configuración. As persoas interesadas neste recoñecemento deben realizar unha matrícula de 10,00 euros a través da páxina web da Aula Uned de Tui. Para o resto de interesados a asistencia a este ciclo de conferencias é libre e gratuíta. O ciclo desenvolvérase na Capela de San Telmo ou das Reliquias da Catedral Tudense

lunes, 3 de septiembre de 2012

"Pulcher Pelagius" exposición conmemorativa do MC aniversario do nacemento de San Paio


A ASOCIACIÓN DE AMIGOS DA CATEDRAL ORGANIZA UNA EXPOSICIÓN TEMPORAL NA CATEDRAL DE TUI SOBRE SAN PAIO
“Pulcher Pelagius” conmemora o MC aniversario do nacemento deste santo tudense

A Asociación de Amigos da Catedral de Tui ten organizado unha exposición que baixo o título de “Pulcher Pelagius” quere conmemorar o MC aniversario deste santo, natural da nosa diocese, que está estreitamente relacionado con templo catedralicio da nosa cidade.
Nesta exposición os visitantes poden realizar un percorrido pola traxectoria vital de San Paio a través de diversas pezas artísticas procedentes da propia Catedral tudense. Comeza esta mostra cunha referencia as ascendentes de San Paio, procedente dunha familia relacionada coa alta aristocracia altomedieval galega, reseñando especialmente a figura de dous bispos tudenses parentes de San Paio: San Vimara e Hermoxio. A toma como prisioneiro deste último na batalla de Valdejunquera (Navarra) pola tropas de Abderramán III está na orixe do proceso martirial de San Paio. Pois como era frecuente naqueles tempo o bispo Hermoxio deixa como refén ao seu sobriño Paio, un mozo adolescente de trece anos, en Córdoba namentres que él reúne o rescate pactado. Tras tres anos de cativerio é martirizado e a súa sona esténdese rapidamente pola Cristiandade.
Na exposición podemos seguir este proceso da vida e do culto pelaxiano a través de diferentes obxectos patrimoniais conservados na Catedral tudense. Mesmo a propia ubicación da exposición é xa unha referencia pois na Capela das Reliquias onde atópase unha reliquia no neno-mártir. Na exposición podemos contemplar –ata mediado de setembro en que será cedido a unha exposición na Cidade da Cultura- o “Pasionario tudense”, un manuscrito do século XII que recolle a “Pasio” de San Paio redactada polo presbítero cordobés Raguel ao pouco do seu martirio, antes do ano 967 en que os restos de San Paio son trasladados a León. Unha das pezas mais importantes do patrimonio documental tudense.
Os lenzos de procedencia italiana, so século XVI, con San Vimara ou o martirio de San Paio; unha talla barroca do século XVIII, o báculo do Bispo Lago que leva unha representación iconográfica de San Paio, diversas fotografias de Ruth Mathilda Anderson tomadas nos actos celebrados en Tui co gallo do milenario do seu martirio en 1925... son pezas de singular relevancia que conforman esta exposición “Pulcher Pelagius”.
A mostra está aberta ao público na Capelas das Reliquias da S. I. Catedral de Tui ata o 21 de outubro. Para a difusión desta mostra se realizará unha visita guiada á exposición o vindeiro sábado 8 de setembro ás 20,00 horas.

viernes, 31 de agosto de 2012

Homenaxe a D. Ricardo Garcia polas súas vodas de diamente como presbítero o sábado 22 de setembro


A ASOCIACIÓN DE AMIGOS DA CATEDRAL DE TUI PROMOVE UNHA HOMENAXE A D. RICARDO GARCIA CO GALLO DAS SÚAS VODAS DE DIAMANTE COMO PRESBÍTERO
        

A Asociación de Amigos da Catedral de Tui promove un acto de homenaxe ao cóengo da Catedral tudense, D. Ricardo García Fernández, co gallo das súa vodas de diamante (sesenta anos) como presbítero. Os actos previstos se desenvolverán o vindeiro sábado 22 de setembro e consistirán nunha Eucaristía de acción de gracias na S. I. Catedral de Tui ás 12,00 horas e a continuación un xantar no Restaurante “Zé María” de Valença do Minho.
Namentres que a asistencia á Eucaristía é libre, para participar no xantar cómpre reservar, pois as prazas están limitadas. As reservas pódense retirar na Catedral tudense aboando o importe de 25,00 euros por persoa. As reservas poden efectuarse ata o vindeiro día 16 de setembro de 2012.

D. Ricardo García Fernández (Tui, 1929) foi ordeado como sacerdote o 31 de maio de 1952 no Estadio Montjuic  de Barcelana no acto de clausura do XXXV Congreso Eucarístico Internacional xunto a outros 820 sacerdotes. Completou a súa formación Roma, onde obtivo a licenciatura en Historia da Igrexa, foi profesor no Seminario tudense ata que no ano 1961 foi nomeado párroco de Tui no que se mantivo ao longo de máis de corenta anos. Cóengo  dende 1973, nomeado polo bispo Delicado Baeza, na actualidade dedica centra a súa actividade na atención á Catedral de Tui onde atende ao culto e promove numerosas iniciativas para a revitalización do primeiro templo da diocese.

jueves, 26 de abril de 2012

Concerto do Coro Apóstolo Santiago e a Orquestra Vigo 430 este domingo 29 de abril na Catedral de Tui




O Coro Apóstolo Santiago de Vigo e a Orquestra Vigo 430 van ofrecer este domingo, ás 19.30h, un concerto na Catedral de Tui baixo a dirección de Rimas Zdanavicius. Actuarán como solistas Rafael de Larriva e Tatiana Sacharova.
No programa interpretarán obras de Gretchaninnoff, Lotti, Albinoni, Rameau, Franck, Fauré, Bach, Mozart, Haydn e Haendel.
O Coro Apóstolo Santiago naceu en Vigo no ano 1994 impulsado polo pai Emilio Veiga. O Coro está composto por 50 voces mixtas con sopranos, contraltos, tenores e baixos. Unha característica distintiva do Coro Apóstolo Santiago é a gran variedade do seu repertorio, composto por máis de cen obras en varios idiomas, abarcando música sacra, lírica, popular, nacional e internacional, galega e panxoliñas no que predomina a interpretación a catro voces.
Despois da súa presentación pública no ano 1995, actuou en diversos certames, encontros musicais, intercambios en colexios, igrexas, mosteiros, catedrais, e percorreu unha parte importante da xeografía de Galicia, norte de España e norte de Portugal.

Tomado de www.galiciasuroeste.info

A Catedral acolleu as exequias e o enterramento do bispo emérito Mns. Cerviño




Na S.I.Catedral de Tui, tivo lugar o venres 20 de abril, a concelebración eucarística de funeral, - que presidiu o Arcebispo metropolitano da provincia eclesiástica de Santiago de Compostela , Mons. Julián Barrio-, previa ao enterro de Mons. José Cerviño, Bispo emérito da Diocese, que faleceu o pasado día 18 de abril.

Concelebraron con el os demais bispos residenciais das dioceses galegas, o emérito de Tui-Vigo, Mons. Diéguez Reboredo, o Bispo de Astorga Mons. Camilo Lorenzo Igrexas e os arcebispos de Valladolid Ricardo Blázquez e o emérito José Delicado Baeza xunto co de Tánxer, Mons. Agrelo.


Concelebraron tamén máis dun centenar de sacerdotes desta diocese, de Santiago de Compostela e doutras dioceses galegas e españolas. A numerosos fieis vindos de toda a Diocese acompañáronlles autoridades civís e militares. Mons. Cerviño foi enterrado no lateral esquerdo da capela do Santisimo da Catedral tudense.

Monseñor Cerviño foi o impulsor da creación desta Asociación de Amigos da Catedral tudense que contou sempre co seu apoio decidido ao longo do seu episcopado. Descanse en paz.

lunes, 2 de abril de 2012

Peza do mes: Cristo atado á columna


La imagen de "Cristo atado a la columna" es la expresión del dolor y sufrimiento corporal de Nuestro Señor. Esta imagen coronaba el Facistol del coro catedralicio, reflejando de este modo su posición como instrumento de la doctrina post-tridentina.
El facistol es un mueble característico de los coros, lugar donde se colocaban los libros en sus cuatro caras correspondientes al libro de cada voz. En el caso de la S. I. Catedral de Tui, el facistol es dobre y giratorio, lo que propicia su aparatosidad.
Fue realizado por Fabián Ferreira Carneiro en 1780 cobrando por ello 800 reales. La policromía sería ejecutada por Benito Antonio de Silva y Ruibal quien percibiría 200 reales por su trabajo.






El Cristo atado a la columna del Facistol muestra un trabajo de calidad a pesar de su destino en un mueble "menor" dentro de la S. I. Catedral, prueba del cuidado de los pequeños detalles en las obras catedralicias

lunes, 26 de marzo de 2012

Texto Pregón Semana Santa 2012

REMEMORACION DE LOS MISTERIOS ESENCIALES DE LA FE CRISTIANA
Pregón de Semana Santa
Catedral de Tui


Marta Cendón Fernández
Profesora titular de Historia del Arte
Universidad de Santiago de Compostela



Tui no deja de darme sorpresas. Una vez más me veo sorprendida -y un tanto atemorizada también- con un compromiso novedoso, arriesgado incluso, que pese a todo no he dudado un momento en aceptar. Pero la singularidad del hecho, o las mismas circunstancias que 1o rodean al tratarse de la primera vez, me hacen insistir un poco más todavía en esta sorpresa por mi elección. Pregonar la Semana Santa - espacio litúrgico que rememora el núcleo central de nuestra fe cristiana- sería tarea más propia de teólogos, filósofos, antropólogos o literatos, y mucho menos de una historiadora del arte. Bajo este presupuesto, parece claro que mi condición de historiadora resulta en sí misma una limitación, que he tratado de paliar con las sugerencias de gentes de más saber.
Ante todo deseo expresar mi agradecimiento hacia los organizadores de esta novedosa iniciativa -la Asociación de Amigos de la Catedral y la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús y Santa Casa de la Misericordia- que me brindan la oportunidad de participar en la Semana Santa tudense de forma tan activa y honrosa. No quiero ocultar, por 1o demás, otros sentimientos que acrecientan mi gratitud. En primer término, cómo no, está mi afecto por esta catedral que nos acoge y que es un referente fundamental para la comprensión de un capítulo muy importante de nuestra historia y arte. Pero no puedo olvidar, por otra parte, que el sólo hecho de estar hoy aquí, reaviva 1a vinculación que mi familia mantuvo, durante largo tiempo con este lugar (aquí, en la escuela catedralicia se educó mi abuelo paterno) y seguimos manteniendo cuando nuestros compromisos lo permiten: es para mi una satisfacción que mi hija ayude como monaguillo cuando participamos en alguna Eucaristía a lo largo de nuestros períodos vacacionales. Añado, ya por fin, lo más importante: que en el hecho de pregonar la Semana Santa, se unen en perfecta síntesis la historia y la fe, en mi caso concreto, por mi condición de historiadora de arte y mi condición de creyente.
Como pregonera por gracia, como muy bien me recordó D. Ricardo ("El Espíritu Santo y nosotros hemos pensado..."), abrumada por la responsabilidad que el caso requiere, pero confiada en la fe que mi entorno tudense me transmitió, os anuncio 1a rememoración de los misterios centrales de nuestra fe en esta Semana Santa del año 2012. Esta catedral y esta ciudad de Tui, donde la fe se ha hecho historia y donde la historia ha sido y sigue siendo fuente de nuestra fe, es el marco adecuado, por magnífico e imponente, que invita justamente a esa rememoración.
Antes de nada, creo oportuno recordar que la Biblia no es el relato "histórico" de una búsqueda heroica que los hombres hayan hecho de Dios. Búsqueda de Dios, imitación de Dios, es en mayor o menor medida 1o que quieren ser todas las religiones. Sin embargo, el cristianismo, preparado por la historia del pueblo judío, invierte los términos del problema: es Dios quien busca al hombre, se acerca a su historia, mora en su tierra, hasta entrar en su género de vida. La Biblia no es, por tanto, la gesta de héroes y santos que hayan conquistado la tierra sino de hombres de oído, que están a la espera de una voz que los llame. Y al final de esa larga historia aparece Jesucristo. Un judío de su tierca y de su tiempo, de Galilea, hijo de la esperanza y de la promesa del Antiguo Testamento. Quienes le siguieron y creyeron en é1, en su forma humillada y desfigurada, adivinaron y reconocieron la presencia de Dios llegando al mundo.



Que Dios se haya mostrado humilde y pacientemente solidario con el destino humano y que, desde dentro, lo haya trasformado. es el fundamento último de la esperanza y fe humanas. Estas son, así, gozo y orgullo de ser hombres, confianza y espera en un futuro a salvo de los poderes de la muerte, entrega a la fidelidad de Dios, seguridad -en fin- de que nada nos puede arrancar de su amor. Por tanto, el cristianismo, como religión de la fe y de la esperanza surge de la "encarnación histórica" de Dios en el mundo. En esa historia sagrada, Dios se ha mostrado próximo al hombre, se hace hombre y sufre como hombre. El hombre cuando acoge y corresponde a la iniciativa de Dios, entra en una nueva relación con Él compartiendo no sólo su amistad, sino también su naturaleza y su destino. Dios es la vida, transmitida a través de Abrahám, Isaac, Jacob, hasta La llegada de Jesucristo, al que hemos reconocido como Dios de vivos y no de muertos. Dios crea y da vida.
La historia es, por tanto, el instrumento elegido por Dios para la salvación del hombre. Cristo, el Hijo de Dios, se ha hecho carne y esto equivale a decir que Dios se ha hecho historia, con 1o que la historia se ha convertido en historia de salvación. Pero decir que Dios se ha hecho carne, que Dios se ha hecho historia, es sinónimo de que Dios se ha sometido a la triste y universal experiencia de la muerte, que en este mundo termina por imponerse a todo y siempre resulta vencedora. La muerte es un terna que se impone: esquivarlo equivaldría, sencillamente, a una falta de realismo.
Pero Cristo nos va preparando poco a poco para la muerte. "Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hors en que el Hijo del Hombre ha de venir" (Mt.25, 1-13) les dijo a aquellas vírgenes necias que tantas veces están presentes en las portadas de las catedrales góticas, frente a las prudentes con su lámpara encendida. Nosotros muchas veces lo olvidamos. Pero tampoco lo entendían sus contemporáneos. Lo recibieron con honores de emperador que regresa victorioso de una batalla en su entrada en Jerusalén, agitando sus ramos y palmas, pero no se daban cuenta de que no iba en un brioso corcel sino en un humilde asno. Eso mismo haremos nosotros el domingo próximo: en esta catedral, año tras año, evocamos ese momento. En ese día, en el que solíamos vestir nuestras mejores galas, la catedral se abarrotaba de niños, de familias que entre palmas y olivo trataban de seguir una multitudinaria celebración en medio del olor a incienso,
Pero la liturgia es sabia: tras la bendición de 1os ramos, escuchamos el relato completo de la Pasión. Mis recuerdos hacen presente en ese momento la voz de D. Julián Rico como narrador de aquel largo texto a tres voces, donde las palabras de Cristo respondían rotundamente en sus interrogatorios y se dirigían a su Padre en un humano sentimiento de abandono. Ese era el preludio, pero en medio de un bullicio que no facilitaba la interiorización de la realidad.
En la muerte de Jesús en la cruz  -cuya rememoración os anuncio en esta Semana Santa- se manifiesta perfectamente el significado de su muerte: Jesús ha creído y vivido el amor de Dios. La totalidad de su vida se condensa en la palabra "entrega": Jesús ha entregado su vida por los hombres. El único vínculo entre la vida y la muerte, fue la realidad del amor. Esta unidad de la vida y de la muerte de Jesús es resaltada por el cuarto evangelio de San Juan: en concreto, en aquel pasaje en el que el evangelista finaliza la "Vida y obras de Jesús" y da comienzo a su "Pasión y muerte". En este tránsito, precisamente, San Juan presenta como una corta biografía de Jesús, que resume en las palabras siguientes:
Era antes de la fiesta de la pascua. Jesús sabía que le
había llegado la hora de dejar este mundo para ir al
Padre. Y é1, que había amado a los suyos, que estaban
en el mundo, llevó su amor hasta el fin (Jn. 13, l).
Ese amor hasta el extremo se conmemora el Jueves Santo. Jesús cena con los suyos, se arrodilla ante ellos y les lava los pies -el que se humilla será ensalzado y el que se ensalza será humillado (Lc. 14, 11)- Él sabía que sus seguidores no soportarían aquella noche dura, pero su amor no tenía límites, no tenía condiciones, no se caracterizó por los "peros".
Y llegó la noche, y Cristo se pone en manos de su Padre para pedirle fuerzas. y, en el fondo, para que "aporte de él ese cáliz". Ese Getsemaní, que se recrea año tras año en la capilla de la Misericordia, nos recuerda que el acto fundamental del cristianismo no consiste en que Dios se hizo hombre, sino en que Dios padece con los hombres. Los dioses paganos de la antigüedad se mofaban del padecimiento del hombre: el Dios del Antiguo Testamento se entristecía e incluso encolerizaba, de la soberbia del hombre. Por e1 contrario, el Dios de Jesús de Nazaret ni se ríe ni se mofa de los hombres, sino que padece con ellos. Aquí, por tanto, el Dios cristiano alcanza su concreción más profunda y perfecta: Dios no sólo manifiesta preferentemente su amor por los pecadores, sino también su padecimiento por amor a los pecadores. Esta es la definitiva e insuperable consumación de la nueva experiencia de Dios, que Jesús nos aportó con su vida y con su padecimiento extremo. ¡Quien no padece no arna realmente! Un Dios que sólo amase hasta cierto punto y no más, un Dios que no padeciese por amor, sería un Dios insensible, lejano. Por eso, cualquier hombre, que sufre por amor a los demás -¿y quién no ha tenido alguna vez esa experiencia?- tiene un referente claro: Cristo. Pero, una vez más, los que estaban más cerca no son conscientes de1 sufrimiento de su amigo: se quedan dormidos, como nosotros ante tantos que sufren a nuestro alrededor.
En estos tiempos de crisis, el dolor, el sufrimiento, nos acechan, ¿a quién no?. Y nos quedamos en "nuestro" dolor, lamentando el sufrimiento por el que estamos pasando: basta mirar al "otro" y será fácil relativizar lo "nuestro".
Y llega el momento del prendimiento, Jesús es llevado ante las diversas instancias judiciales, atado a la columna, azotado, coronado de espinas y Pilato lo presenta: "he ahí el hombre ", Ecce Homo (Jn 19,5). Un hombre desfigurado, con un manto púrpura. Y aquí sí me pierde mi condición de Historiadora del Arte. El púrpura no era el color del sufrimiento, era el color de1 poder. El emperador vestía de púrpura, y a aquel hombre a quien Pilato no acababa de ver culpable, lo visten de rey, él así se había proclamado, pero una vez más no entendieron que su reino no era de este mundo.
El camino al Calvario lo recordarnos los tudenses en el Sermón del Encuentro, la mañana del viernes. En la Plaza de San Fernando, evocando los autos sacramentales, las cuatro imágenes que constituyen el eje de la Procesión, Jesús con la crurz a cuestas ayudado por Simón de Cirene, María, con ese dolor contenido que tan bien supo reflejar Querol, la Verónica y San Juan. van surgiendo de cada esquina mientras un sacerdote va recordando esos momentos en los que Jesús cargando con una cruz excesivamente pesada, cae hasta tres veces, esto lo permite escenificar la imagen articulada del nazareno, un tipo de imágenes que tienen gran éxito en e1 Barroco, estilo que apela, por antonomasia, a la sensibilidad de los hombres: basta contemplar la mayoría de los retablos de esta catedral, e1 color, el oro, llaman poderosamente a nuestros sentidos, intentando movernos a la devoción.
Y a continuación sale la Procesión. La Hermandad del Dulce Nombre de Jesús y Santa Casa de Misericordia, ha tenido siempre una misión fundamental: el cuidado de las imágenes y la organización de dicha procesión en la que, tras muchos años sin salir, vuelve a recorrer nuestras calles el Calvario que un día coronó el trascoro de la catedral y que hoy se dispone en el transepto norte. La muerte de Jesús en la cruz, que con todo fervor vamos a celebrar en esta Semana Santa, significa exactamente que, desde que Jesús de Nazaret se dejó crucificar por los hombres, ningún hombre tiene que arrastrarse penosamente bajo el peso opresor de la cruz. "mi yugo es fácil y mi carga ligera" (Mt. 11, 29). Aunque a nosotros nos parezca insoportable. La mortalidad es hasta tal punto propia de la condición humana, que el atributo "mortal" casi se ha monopolizado para caracterizar al ser humano, y eso en contraste con el atributo de "inmortal", reservado sólo a los dioses. Los humanos somos "mortales". Entre todas las criaturas sólo el hombre sabe que tiene que morir, sólo é1 llora a sus muertos y sólo él 1os recuerda.
Y así, muerto, recordamos a Jesús la tarde del Viernes Santo. En la iglesia de Santo Domingo, Jesús es desenclavado. El Cristo articulado que preside habitualmente la iglesia de San Francisco, es bajado de la cruz y dispuesto en la urna, en la que, escoltado por los soldados romanos y acompañado por su Madre, María, rota de dolor, con el corazón atravesado por puñales (como había predicho el anciano Simeón), de negro luto, recorren las calles tudenses hasta volver a la Iglesia de San Francisco, donde moran ambas imágenes.
Sin embargo, pese a la certeza de la muerte, este hecho nos plantea algunas preguntas, además de una realidad, es también un problema: el ser humano no quiere morir. Lo decía muy bien -y muy claro- Unamuno:
Con razón, sin razón o contra ella, no me da la gana
de morirme. Como no llegue a perder la cabeza -o
mejor aún que la cabeza, el corazón-, yo no dimito de
la vida ,se me destituirá de ella.
La muerte es, pues, un hecho no deseado. Por eso es un problema, una realidad que se nos impone, que no acabamos de aceptar y que tampoco logramos comprender, ni esclarecer. Y no lo logramos, porque la muerte es una parte fundamental del misterio de la persona, del misterio del ser hombre. Y ante un misterio cabe la aceptación o el rechazo, como María, aquella madre que aceptó el misterio de Dios: tener un hijo que ahora le arrebatan. Una Madre que, sola, vuelve a salir en procesión la mañana del sábado, mostrando más que nunca esa soledad que dejan las ausencias de los seres queridos.
Pero cabe también, naturalmente, ponerse a la escucha de una posible voz que, sin anular el misterio, proyecte una luz sobre é1. En el Concilio Vaticano II se dijo bien claro: En Cristo se ilumina el enigma de la muerte, que fuera del Evangelio nos envuelve en absoluta oscuridad (Gaudium et spes, 22). ¿Y cuál es esta iluminación? El mismo Concilio Vaticano II nos da la respuesta: Cristo resucitó; con su muerte destruyó la muerte y nos dio la vida. La buena noticia que anuncia el Nuevo Testamento es, justamente, la resurrección de Jesús. El artículo fundamental de la fe cristiana es que Cristo ha resucitado. Por eso mismo, casi podría afirmarse que el Nuevo Testamento no dice otra cosa. Nadie le daría significado divino alguno a la cruz de Jesús, más aún, ningún hombre hablaría hoy -dos mil años después- de aquella crucifixión, si no se hubiese producido aquel otro acontecimiento que la fe ha calificado como resurrección de Jesús. Sin esta experiencia de fe, no sólo se olvidaría la muerte de Jesús, sino que nada -absolutamente nada- se tendría en cuenta respecto a su vida y a su mensaje. Esto quiere decir, que nosotros -los cristianos- hemos creído primero en la resurrección de Jesús y, después ya, en su crucifixión y en su muerte. De ahí, las palabras de San Pablo en el capítulo 15 de la 1ª Carta a los Corintios: Si Cristo no ha resucitado, vuestra fe carece de sentido.



Y como fruto de la unión del creyente con Cristo, de su incorporación a la Pascua, la vivencia de la muerte llegó a jugar un papel muy real, práctico e inmediato, en la vida de los nuevos creyentes, precisamente por la viveza en su esperanza en la resurrección. En efecto, por la promesa de la resurrección, ellos estuvieron dispuestos a sufrir hasta una muerte injusta y cruel y dar, con ello, un testimonio inequívoco -ese es el significado exacto del término martyría- de su fe en Jesucristo. O más claramente: la muerte del cristiano fue percibida y vivida corno una verdadera participación en la muerte de Cristo y, consecuentemente, en su misma resurrección: lo que le sucedió a É1 se haría presente en los que creen en Él, es decir, en los quo se incorporan a su Pascua. Por eso la vida humana –que desemboca inevitablemente hacia la muerte - y la muerte misma, se comprenderán y se resolverán principalmente a la luz de la inmortalidad percibida, o prometida, que tendrá su respuesta definitiva el en la noche del Sábado de Gloria, con la Resurrección de1 Señor.
Todos estos elementos, expuestos sintéticamente, forman parte del gran misterio que celebramos en la Semana Santa y que hoy -con este Pregón- he tenido el honor de anunciaros. En Tui celebraremos diversos actos que irán haciendo actual, una vez más, la Pasión de Cristo: la bendición de los ramos en esta Catedral, con la consiguiente procesión el próximo domingo; la Misa solemne de la Cena del Señor, seguida del traslado del Santísimo hasta el monumento y 1a visita a las iglesias donde Cristo, que se quedó con nosotros en la Eucaristía, estará expuesto en el atardecer del Jueves Santo; el Viernes Santo, con el sermón y procesión del Encuentro por la mañana, el acto litúrgico propio de la conmemoración de la muerte de1 Señor en esta catedral, el sermón del Desenclavo y la procesión del Santo Entierro, con los pasos del Cristo yacente y la Virgen Dolorosa; o la procesión de la Soledad en la mañana del sábado que culminará con celebración de la Liturgia Pascual: la Vigilia Pascual en la noche del Sábado y la solemne Misa Pascual en esta catedral el Domingo de Resurrección.
Todos estos actos son ritos o símbolos que nos remiten a la realidad histórica fundamental, que de una vez por todas aportó la salvación al género humano. Son ritos y costumbres que todos aprendimos una vez y que, desde entonces, procuramos transmitir a quienes están llamados a sucedernos; eso es, exactamente, lo que estamos haciendo ahora, confiando en que la sernilla germine y ellos, después, en su momento, continúen haciendo otro tanto. Estos son, qué duda cabe, los usos y modos que nos configuran corno comunidad y todos -del primero al último de nosotros- somos responsables plenos de su conservación y un poco, también, de su mismo futuro.
Hay que buscar la esencia de las costumbres para custodiarla, sabiendo trascender todo cuanto es accesorio. Las procesiones no son un paseo cívico, ni tampoco un acto cultural. Es, exactamente, una catequesis dada y recibida en la elocuencia del silencio. Es un acto público de profesión de fe y de adhesión a sus misterios. Y debería ser, además, la renovación de todos los compromisos bautismales y sacramentales que cada uno de nosotros hemos contraído en la vida. Lo demás es accesorio, es modificable; es, digámoslo así, lo que a veces conviene cambiar y adaptar a los tiempos para que lo esencial permanezca. Y lo esencial es, naturalmente, facilitar el encuentro con Dios. Así, la Semana Santa seguirá siendo algo vivo; algo que un día concreto se echa a la calle para seguir diciendo, según esa tradición de siglos y siglos que aquí estamos un año más.
Como veis, no he anunciado la festividad de un día, sino la festividad de toda una semana, la semana especialmente consagrada a Dios. Así fue entendida por muchas generaciones, que en todas partes hicieron de estos días un paréntesis para vivir más profundamente la fe en Jesucristo, creando un clima en el que la piedad impregnaba los sentidos, las puertas del alma a fin de cuentas: ojos para ver y llorar, oídos para captar las notas del canto de la liturgia y de la piedad popular, percepción de aroma primaveral del monumento o de la cera que se consume generosa en estos días, como si cada cristiano, al terminar la cuaresma, quisiera proclamar lo que desea ser: ¡Luz en el Señor!.

Concluyo ya este Pregón, y lo hago confesando al fin mi alegría por haber aceptado -no sin cierta osadía- este compromiso tan novedoso para mi, y para la Semana Santa tudense. Me doy cuenta, ahora, de que me hubiera bastado repetir aquí, lisa y llanamente, las palabras del Ángel de la Resurrección'. "Ha resucitado, no está aquí”. Pero los hombres seguimos necesitados de recuerdos y yo, como historiadora, seguramente mucho más que otros. Escribía Fedor Dostoyewski: El hombre que acumula muchos recuerdos en su infancia, éste está salvado para siempre. Vivamos apasionadamente nuestras tradiciones para que el niño de hoy y hombre del mañana, sepa seguir conservando 1o que las generaciones anteriores nos legaron. Aprendamos del pasado para encarar el futuro. Ojala sepamos morir con Cristo, para resucitar con É1.


miércoles, 21 de marzo de 2012

O vindeiro domingo na Catedral pregón da Semana Santa tudense a cargo de Marta Cendón Fernández



A Asociación de Amigos da Catedral de Tui, xuntamente coa “Hermandad del Dulce Nombre de Jesús y Santa Casa de Misericordia”, impulsan unha nova iniciativa para a promoción e valorización da Semana Santa tudense. E así como anuncio e apertura dos actos litúrxicos destas tradicionais celebracións tudenses este ano se suma a novidade da celebración do “pregón” desta efeméride, que nesta primeira ocasión correrá a cargo da profesora da Universidade de Santiago de Compostela, Marta Cendón Fernández.
A lectura deste pregón terá lugar o vindeiro domingo 25 de marzo ás 18,00 horas na Santa Igrexa Catedral de Tui e, de seguido, haberá un pequeno concerto de violín a cargo das tudenses, Sara e Raquel Areal Martínez, que a pesares da súa xuventude posúen xa unha prestixiosa traxectoria musical.
O propósito das entidades organizadoras é contribuír á promocións dos actos litúrxicos e, nomeadamente, as procesións e outros elementos que identifican, dende hai séculos, a Semana Santa tudense. Estes actos reúnen xuntos aos desfiles procesionais outros elementos paralitúrxicos ou parateatrais de fonda tradición na nosa cidade, como é a horta das Oliveiras ou os sermóns do Encontro e o Desencravo. Certamente estes aspectos resultan os máis singulares da Semana Santa tudense que unidos aos desfiles procesionais, onde saen singulares tallas -salientando a popular Dolorosa de Agustín Querol- e ao excepcional marco destes cortexos polas vellas rúas do conxunto histórico converten á Semana Santa tudense nun excepcional acontecemento que une fe, arte e cultura.
A fundamental dimensión relixiosa destas tradicións da Semana Santa non reduce as súas dimensións culturais e mesmo turísticas que posúen estas seculares costumes que cómpre conservar como testemuña dunha historia e como identificadoras da vida da nosa cidade.

Marta Cendón Fernández (Tui, 1966) é na actualidade profesora titular de Historia da Arte na Facultade de Xeografía e Historia da Universidade de Santiago de Compostela, sendo a Catedral tudense un dos principais temas dos seus estudos e investigacións. Posúe un amplo conxunto de publicacións que acreditan a súa capacidade. Foi pregoeira das Festas de San Telmo no ano 2002, membro do Consello de Fábrica na Catedral de Tui e Vice-presidente o Instituto de Estudios Tudenses dende o ano 2007.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Concerto do G. V. Santa Eulalia o domingo 18 de marzo ás 19,00h. na Catedral de Tui




A Asociación “Amigos da Catedral de Tui” comunica que o vindeiro domingo 18 de marzo de 2012 ás 19,00 a S. I. Catedral de Tui acollerá un novo concerto de música. Neste caso se trata do Grupo Vocal “Santa Eulalia” de Mos, dirixido pola tudense Aloia Martínez.

O repertorio deste concerto abranguerá unha primeira parte de música sacra e nunha segunda parte interpretarán polifonía dos séculos XX e XXI. Este agrupación musical integrada por máis dunha vintena de voces leva adiante unha interesante progresión e ten participado en numerosos certames e concertos na Península Ibérica.

A súa directora Aloia Martínez Molina (Tui 1978) comezou os seus estudos musicais no Conservatorio Profesional de Música de Tui. Inicia os seus primeiros pasos na dirección coral da man de Xulio Domínguez (Galicia) e de Javier Busto (Euskadi). Ademais realiza cursos e seminarios con directores de gran prestixio internacional.
Canta na Camerata ad Libitum, dirixida por Xulio Domínguez, desde 1994, formando parte actualmente do Grupo Camerata Vogal Galega e do coro feminino Vivace, ambos os pertencentes á Camerata ad Libitum.

Dirixe o Grupo Vocal Santa Eulalia de Mos desde 2002 co que participou en diferentes certames, ciclos e concertos en Galicia e recentemente en Euskadi.

É diplomada en Educación Musical pola Facultade de Ciencias de Educación de Pontevedra, e Master en Musicoterapia polo Centro de Investigación Musicoterapéutica de Bilbao. Compaxina a súa actividade coral coa docencia de Educación Musical no Colexio Rural Agrupado “A Lagoa”, en Salvaterra de Miño.

A “Asociación Amigos da Catedral de Tui” continúa con esta actividade promovendo a revitalización deste templo catedralicio.